fbpx

 

 

 

 

Posts @IPDRS

La declaración del presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep), Alberto Pizango, es clara: los pueblos indígenas amazónicos están en estado de insurgencia y sólo saldrán de ella después que sean revocados los decretos de ley que violan sus derechos ancestrales. El clima en la región sigue tenso, con la presencia constante de policías. Ayer, las fuerzas de seguridad y los dirigentes hicieron un pacto para detener las agresiones por parte de los policías.

Hace más de un mes, los indígenas de la región Amazónica de Perú iniciaron una jornada de lucha - con paro general entre la población nativa - que pide la revocación de proyectos de ley que afectan directamente a sus vidas y su territorio. Las normas aprobadas por el gobierno de Alan García le facilitan las cosas a los emprendimientos mineros y empresas petrolíferas de la región.

A pesar de diálogos entre las partes, no hay avances en las negociaciones. El último día 13, representantes de 20 organizaciones indígenas se reunieron con los representantes del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente.

El movimiento indígena viene recibiendo apoyo de diversas organizaciones. La Asociación Pro-Derechos Humanos (Aprodeh) expresó su preocupación a causa de la visible criminalización de la protesta de los pueblos amazónicos. Y también criticó las normas aprobadas por el gobierno ya que no respetan la integridad de los pueblos y no son reconocidos como ciudadanos y ciudadanas peruanos (as).

"Aprodeh considera que el Ministerio de Energía y Minas y PeruPetro actúan como si estuvieran en un territorio deshabitado. Cabe destacar que el propio presidente Alan García mostró desprecio por la población indígena amazónica, responsabilizándolos de la pobreza de Perú", afirma la nota de apoyo.

La Red contra la Criminalización de la Protesta Social también se manifestó. "Respaldamos el legítimo derecho a la discrepancia democrática y a la protesta social que vienen realizando los pueblos indígenas amazónicos en defensa de sus derechos al territorio, recursos naturales y exigimos al gobierno que abra espacios de diálogo", afirma.

En otro comunicado, enviado por los Obispos de Amazonía (representando los Obispos de América Latina), se pide que al presidente derogar los dispositivos legales y contribuya a la reformulación de su contenido con la participación de las poblaciones indígenas

"Nos gustaría no apoyar el paro actual. Pero nos da la impresión de que el gobierno y el Congreso no muestran la intención de dialogar y buscar soluciones. Y así comprendemos la desesperación de las poblaciones indígenas", afirma el comunicado.

Agrega que "Podemos afirmar que no se atiende el clamor de las poblaciones indígenas y ribereñas que desean un desarrollo integral, desconociendo el Estado el uso y ocupación de esas tierras por generaciones. En la práctica no se ha tomado en cuenta el derecho de los pueblos amazónicos a ser escuchados, como lo indica la Constitución Política del Estado".

www.adital.com.br/site/noticia.asp?lang=ES&cod=38724

NOTICIAS DE ACTUALIDAD

ACTIVIDADES Y PRODUCCIÓN