Artículos de opinión

Posts @IPDRS

Ante los Ministros de Agricultura de las Américas, CEPAL, FAO e IICA presentaron el informe más reciente sobre agricultura y desarrollo rural en la región.

La agricultura es uno de los sectores más importantes de la economía regional, pero no se ha logrado aprovechar todo su potencial. Para ello los gobiernos deberían modernizar la institucionalidad, ajustar sus políticas e invertir más y mejor en este sector.

Esta es la principal conclusión del informe "Perspectivas de la agricultura y del desarrollo rural en las Américas: una mirada hacia América Latina y el Caribe 2009", elaborado conjuntamente por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

El informe fue presentado este 28 de octubre durante la Semana de la Agricultura y la Vida Rural de las Américas, que se realiza en Montego Bay, Jamaica, y donde estuvieron presentes la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, el Representante Regional para América Latina y el Caribe de FAO, José Graziano da Silva, y el Director General del IICA, Chelston Brathwaite.

Este evento reúne a delegaciones de más de 30 países encabezadas por los Ministros de Agricultura de la región e incluye también la realización de la Quinta Reunión Ministerial sobre Agricultura y Vida Rural en el proceso de Cumbres de las Américas, y la Décima Quinta Reunión Ordinaria de la Junta Interamericana de Agricultura (JIA).

De acuerdo con el informe, en el 2008, la agricultura regional generó en promedio alrededor del 5% del Producto Interno Bruto (PIB) regional, con diferencias significativas entre países: desde cerca de un 1% en varios Estados del Caribe hasta alrededor o más del 20%, en Nicaragua (18,2%), Haití (20,3%), Paraguay (21,2%) y Guyana (30,2%).

Sin embargo, el medio rural y la agricultura ampliada (que toma en cuenta las actividades que se relacionan directamente con ella) contribuyen al desarrollo más allá del valor agregado agrícola (VAA) que reflejan usualmente las estadísticas oficiales. Al ser un sector altamente generador de empleo e ingresos de los sectores más pobres, la agricultura y el medio rural desempeñan "un rol protagónico" para enfrentar los desafíos globales. América Latina tiene "un potencial enorme para contribuir a la seguridad alimentaria a nivel mundial en cuanto a su componente de disponibilidad de alimentos", señalan los organismos.

Según el documento "esta es la región que más ha crecido en la producción agrícola, ganadera, forestal y pesquera en los últimos 15 años, así como en sus exportaciones".

Sin embargo, estas características no aseguran per se la reducción de la pobreza interna, la seguridad alimentaria, ni el bienestar social, por lo que se insta a los gobiernos a repensar "el modelo de desarrollo vigente" y darle al sector el protagonismo que se merece.

Se necesitan "políticas integradas de protección social, seguridad alimentaria, desarrollo rural y protección ambiental que les ofrezcan a los pobladores rurales oportunidades para producir más alimentos y obtener, de manera sostenible, mejores ingresos, reduciendo, al mismo tiempo, los impactos ambientales negativos y los riesgos sociales". Estas recomendaciones son particularmente relevantes frente a un entorno de volatilidad de precios y a un escenario de mayores desafíos por el cambio climático.

Gracias a sus estrechos vínculos con el resto de la economía "se ha demostrado que un dólar invertido en la agricultura reditúa más que uno invertido en sectores no agrícolas", especialmente si se invierte en los sectores más pobres. Por lo tanto, el mensaje principal que permea este documento resalta la necesidad de invertir más y mejor en el sector".

Al respecto, se recomienda destinar recursos a cuatro temas prioritarios:

  • Investigación, desarrollo y transferencia de variedades mejor adaptadas frente a los cambios climáticos previstos, de tecnologías de riego más eficientes en el uso del agua y de sistemas productivos ambientalmente más sostenibles
  • Rescate de la agrobiodiversidad, sistemas productivos locales, conocimientos tradicionales y productos alimenticios que contribuyan a diversificar la dieta
  • Promoción de hábitos alimenticios más saludables y en el desarrollo de productos y sistemas productivos con menor impacto ambiental
  • Mecanismos financieros y no financieros de gestión de riesgos, tanto asociados al mercado como a la variabilidad climática.

También vinculado a la inversión, el documento recomienda apostarle a la juventud, porque "al darles a los jóvenes rurales esperanza en el futuro y romper el círculo de la pobreza, los gobiernos estarán haciéndoles un favor a las generaciones futuras".

Más información

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

http://www.iica.int/Esp/prensa/Lists/Comunicados%20Prensa%202009/DispForm.aspx?ID=169

Con el objetivo de analizar los avances de las negociaciones sobre cambio climático realizadas recientemente en Bangkok (Tailandia) y la agenda de la próxima reunión global en Barcelona (2-6 de noviembre), previa a la XV Cumbre Mundial de Cambio Climático- COP 15, se reunirá este jueves 29 de octubre, la Comisión Nacional de Cambio Climático, integrada por 20 instituciones del sector público, privado y ONG.  

En la reunión que se realizará en la sede institucional del MINAM participará la Viceministra de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales, Rosario Gómez Gamarra, que asume la responsabilidad del Punto Focal Nacional de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático.  

La referida comisión que es una instancia de participación de diversas instituciones busca construir consensos con miras a afianzar la posición del Perú para llegar a un acuerdo global en Copenhague (Dinamarca), que dará continuidad al Protocolo de Kyoto, que entró en vigor desde el año 2005.    

El Perú busca un acuerdo global, ambicioso y efectivo contra el cambio climático y considera como uno de los ejes es la conservación de 66 millones de bosques amazónicos presentado por el Ministro del Ambiente en Poznan (Polonia) durante la XIV Cumbre Mundial de Cambio Climático.

 Una urgencia para la V Cumbre Ministerial sobre Agricultura y Vida Rural en las Américas

 La Paz y Montevideo, 23 de octubre del 2009

Del 25 al 31 de octubre Jamaica será la sede de la V Cumbre Ministerial de América Latina y el Caribe sobre Agricultura y Vida Rural en las Américas. Esta Cumbre tendrá como prioridad impulsar la revalorización de la agricultura y el medio rural, contribuyendo a enfrentar los desafíos del desarrollo, propiciando la integración urbano-rural, teniendo en cuenta los factores sociales, políticos, económicos, ecológicos y culturales y visibilizando la contribución de lo rural al desarrollo nacional".

"Oxfam Internacional considera que la Cumbre debe ser un espacio para que los gobiernos de la región asuman el compromiso de invertir en la pequeña agricultura y garantizar la seguridad alimentaria", explicó Asier Hernando, responsable regional de agricultura y recursos naturales de Oxfam en América del Sur.  "Se debe poner especial atención en las mujeres, unas de las más afectadas por el hambre y la falta de acceso al agua y la tierra", añadió.

"El apoyo a la pequeña agricultura es un componente indispensable en la lucha contra el hambre. Permite atacar la insuficiencia alimentaria y el alto precio de los alimentos, potenciando cadenas productivas y flujos comerciales locales y regionales", sostuvo Eduardo Gudynas, investigador del Centro Latino Americano en Ecología Social, con sede en Montevideo. El investigador agregó que "esos agricultores y sus familias son parte de la solución, y los gobiernos deben asegurar su concurso y participación".

El Plan AGRO 2003-2015 para la Agricultura y Vida Rural de las Américas -consensuado hace seis años por los gobiernos de América Latina- no hace un especial énfasis en la importancia de invertir en la pequeña agricultura. La crisis económica y financiera, el calentamiento global y la crisis alimentaria obligan a los gobiernos de la región -y del mundo- a cambiar las prioridades de la inversión para mejorar las condiciones los más del mil millones de personas que viven con hambre en el mundo.

En los últimos años, la poca inversión de los gobiernos en agricultura ha estado orientada hacia la agroindustria, cuando numerosos estudios han demostrado que la ésta tiende a producir menos beneficios brutos y netos por hectárea de tierra que la pequeña agricultura. Pero más allá de las consideraciones de eficiencia económica, los agricultores campesinos e indígenas son además quienes cuidan de las tierras más degradadas, conservan la biodiversidad agrícola y manejan algunos de los suelos más frágiles de América Latina. Por ello son también aliados cruciales en la lucha contra el cambio climático.

CLAES, IDRS y Oxfam Internacional hacen un llamado a los ministros de agricultura y desarrollo rural de América Latina y el Caribe para que los acuerdos de la V Reunión Ministerial sobre Agricultura y Vida Rural en las Americas, permitan: 

 1. Situar la agricultura familiar en el centro de la Agenda Hemisférica 2010 - 2011 para la implementación del Plan AGRO 2003-2015. Los gobiernos deben incrementar la inversión para alcanzar -por lo menos- los montos dedicados a este sector en 1980. Para tener un mayor impacto sobre la productividad y reducir la pobreza, esa inversión debe complementarse con inversiones en desarrollo rural en infraestructura, educación y servicios sanitarios.

 2. Fortalecer a las comunidades dedicadas a la agricultura. La población debe participar en la identificación de sus propias necesidades y ser consultadas sobre la pertinencia de inversiones que reciban. Se debe aumentar su capacidad para emprender acciones colectivas, negociar mejores precios y servicios y autofinanciar sus prioridades del desarrollo.

 3. Visualizar a las mujeres como protagonistas de la economía. Las mujeres son pieza clave de la seguridad alimentaria del planeta y demandan atención especial. Mejorar su acceso a los recursos naturales y a los servicios financieros y sociales -como el crédito y los seguros- es fundamental para desarrollar el campo.

 4. Políticas específicas para zonas marginadas. El sector público y el la sociedad civil deben liderar la reactivación de aquellos zonas marginales y ecológicamente degradadas facilitando inversiones suficientes que restituyan el ecosistema y expectativas de vida digna.

 5. Apoyar tecnologías de bajos insumos. Se necesita invertir en el desarrollo de tecnologías de bajo coste, que buscan la protección del ambiente, reducen la dependencia de la compra de insumos y favorecen la adquisición de poder de los agricultores en zonas marginales.

 6. Integrar los sistemas de investigación. La integración regional debe avanzar en paralelo entre las acciones políticas y técnicas, una acción de corto plazo es integrar los sistemas de investigación agropecuaria, especialmente la orientada a los pequeños agricultores y ganaderos.

 En América Latina 53 millones de personas pasan hambre. La crisis de alimentos  podría empeorar dramáticamente esta situación porque el descenso de la inversión en agricultura en las últimas dos últimas décadas ha limitado la capacidad de los gobiernos para hacer frente a las crisis económica y climática. En 1980 el 7% del gasto total de los gobiernos en América Latina se destinaba a la agricultura. Hoy ese monto a penas alcanza es 3% la inversión.

 


 

Para mayor información

 Título: "Transformaciones y tendencias en la agropecuaria Latinoamericana, Revista Chile Economía Crítica y Desarrollo" (2008)

http://www.agropecuaria.org/publicaciones/GudynasAgroTransformacionEPChile08D.pdf

 Título: "Agricultura para el Desarrollo", Oxfam Internacional (2009)

http://www.intermonoxfam.org/UnidadesInformacion/anexos/11155/090930_Agricultura_para_el_desarrollo.pdf

 Titulo: "Invertir en la Pequeña Agricultura es Rentable", Oxfam Internacional (2009)

http://www.intermonoxfam.org/UnidadesInformacion/anexos/10989/2009-06-30%20Invertir%20en%20la%20pequeña%20agricultura%20es%20rentable%20IO.pdf

 Para contacto con los medios:

 Oscar Bazoberry (IDRS): Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. tel: (00591) 72033016

Eduardo Gudynas (CLAES), Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. tel: (00598-2) 4030854

Asier Hernando (Oxfam Internacional), Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. tel: (00591) 72021339



http://www.iica.int/Esp/cumbres/Documents/Reunion%20Ministerial%20Esp.pdf

Las principales organizaciones agrarias del país acordaron iniciar acciones conjuntas a fin de exigir al Ministro de Economía y Finanzas, Luis Carranza, que cumpla con la Ley de Reestructuración de la Deuda Agraria (PREDA).

En ese marco, instaron al titular del MEF que transfiera a AGROBANCO los 50 millones de soles que le exige la Ley 29264 (Ley PREDA).

Cabe precisar que esta ley debe ser cumplida de forma obligatoria luego que el pasado 23 de setiembre el Tribunal Constitucional (TC) declarara infundada la demanda de inconstitucionalidad interpuesta por el presidente Alan García Pérez a dicha norma.

Organizaciones se unen

En ese sentido, la Convención Nacional del Agro (CONVEAGRO), la Junta Nacional de Usuarios de los Distritos de Riego del Perú (JNUDRP), la Confederación Nacional Agraria (CNA) y la Confederación Campesina del Perú (CCP) emitieron un documento al ministro Carranza explicando su demanda.

Las organizaciones detallan que "la Cuarta Disposición Complementaria de la Ley PREDA extendió la aplicación del Programa de Reestructuración de la Deuda Agraria a las deudas por créditos agropecuarios otorgados por instituciones del sistema financiero nacional que se encuentren vencidas al 31 de diciembre del 2007".

Es decir, las deudas agrarias vencidas hasta el final del 2007 serán compradas íntegramente por AGROBANCO.

Ante ello, AGROBANCO ha demandado al MEF la transferencia de los recursos para la compra de la deuda agraria del sistema financiero bancario, que le permita implementar la norma.

Responsabilizan al ministro

Tras una reunión de trabajo cincuenta dirigentes agrarios de todo el país coincidieron en señalar que "al incumplir con la ley" el ministro de Economía, Luis Carranza, no sólo desobedece un fallo del TC, sino "se burla del Legislativo", que hace más de un año promulgó la mencionada ley.

"El MEF debe cumplir con la ley y el Congreso debe hacer respetar su trabajo", remarcó el presidente de CONVEAGRO, Federico León y León.

Añadió que por esta "demora burocrática", los remates judiciales de tierras no se han detenido causando malestar y drama en los pobladores del campo.

Asimismo, anunció que las organizaciones firmantes (CONVEAGRO, JNUDRP, CNA y CCP) analizan la posibilidad de presentar una acción de cumplimiento de la ley contra el titular del MEF.

¿Qué es y cómo funciona la Ley PREDA?

Esta ley fue aprobada el 3 de octubre del 2008 y establece la creación de mecanismos para reestructurar las deudas generadas por créditos agropecuarios "vencidos" al 31 de diciembre del 2007.

La ley incluye a los créditos agropecuarios otorgados por instituciones del "Sistema Financiero", llegando a la suma de 50 millones de soles, los cuales deben ser transferidos desde el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) hacia AGROBANCO, ente encargado de administrar el proceso.

La aplicación de a esta ley se divide en dos componentes. El primero de ellos es la "extinción parcial de la deuda" que cancela los primeros 10 millones, siempre que la deuda no exceda los 35 millones.

El segundo componente es la "refinanciación de la deuda" que afecta directamente las deudas mayores a 35 millones y otorga un plazo máximo de pago de hasta 5 años y no cobra intereses.

¿Cómo acogerse a la Ley PREDA?

Primero, el deudor debe solicitar a la institución financiera su acogimiento al Programa de Reestructuración de la Deuda Agraria.

Luego, la institución financiera evaluará la solicitud teniendo en cuenta las condiciones de compra de deuda enmarcadas en la Ley PREDA (aceptando o no la solicitud).

De aceptar las condiciones, la institución financiera, AGROBANCO procederá, con cargo al Fondo PREDA, a comprar la deuda. De acuerdo a los alcances de ésta ley, dicha entidad está facultada para aprobar los mecanismos de operatividad necesarios para la aplicación del PREDA.

Con respecto a los "procesos judiciales de remate de tierras" que se encuentren operativos se deberán detener para proceder a una "reprogramación de pago" que será determinada por AGROBANCO.

No obstante, el incumplimiento de la nueva "reprogramación de pagos" por parte del deudor reactivará los procesos judiciales.

El Segundo Congreso Nacional del Cacao en Bolivia, realizado en Shinahota (Cochabamba), en el que participaron más de 150 actores públicos y privados a nivel nacional e internacional, determinó asumir medidas para impulsar el comercio de ese producto a nivel internacional.
"Buscando una alternativa rentable para los participantes de la cadena productiva del cacao, especialmente para comunidades indígenas y campesinas productoras, el IBCE mostró que el mercado mundial del cacao y sus derivados supera los 30.000 millones de dólares al año, siendo Estados Unidos el principal comprador", señala una información del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

El IBCE, que participó en la comisión de mercados internos y externos, informó que en el encuentro se emitieron tres directrices para impulsar el producto hacia un mercado externo.

La primera consiste en clasificar y diferenciar el cacao boliviano en dos categorías, el cultivado y el silvestre, ya que el precio pagado es distinto, siendo el silvestre de alto valor en el mercado internacional lo cual beneficiará directamente a los productores obteniendo una mayor rentabilidad.

La segunda medida es realizar una estrategia de promoción a nivel nacional e internacional, direccionando la producción a mercados especiales como el ecológico y silvestre, lo cual requiere de certificaciones especiales.
Finalmente, se buscará proteger el mercado interno del contrabando y la competencia desleal ya que esto desincentiva la industrialización del cacao y por lo tanto la posibilidad de dar valor agregado al cacao boliviano.

En la presentación del IBCE, se puso en evidencia que el mercado mundial del cacao y derivados tiene un movimiento económico de 31.724 millones de dólares cada año y está en expansión, existiendo una gran oportunidad en el mercado de los Estados Unidos, el principal comprador con 3.433 millones de dólares.

http://abi.bo/index.php?i=noticias_texto&j=20091020095315lx#