fbpx

 

 

 

Posts @IPDRS

La Corte de la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas, ubicada en el oeste de Ecuador, ratificó en segunda instancia una acción de protección presentada por 123 trabajadores agrícolas contra la empresa Furukawa por un caso de esclavitud moderna.

"¡Ganamos! Justicia para el primer grupo extrabajadores y habitantes de la empresa Furukawa, Corte Provincial de Justicia de Sto. Domingo ratifica parcialmente sentencia de primera instancia y declara la responsabilidad por violación de derechos de trabajadores por parte de Furukawa", dijo el colectivo Furukawa Nunca Más en su cuenta de Twitter.

Con la decisión del juez se ratificaron las medidas de reparación ordenadas en un fallo de primera instancia a la empresa de capital japonés. Entre las medidas están la entrega de tierras y compensaciones económicas a los extrabajadores.

El pasado 15 de enero, un juez de Santo Domingo de los Tsáchilas declaró la existencia de una forma de esclavitud moderna, así como responsabilidad de Furukawa en la violación a varios derechos humanos de 123 trabajadores agrícolas, entre ellos, a la vida digna, salud, libertad personal, igualdad material y no discriminación.

 El magistrado también ordenó a la compañía que se disculpe públicamente con sus exempleados, a través de una publicación en los diarios de mayor circulación del país. El fallo marcó un hito por ser la primera vez que se condenó a una empresa por trabajo esclavo en Ecuador.

 Los extrabajadores que denunciaron a la compañía Furukawa vivían junto con sus familias en condiciones precarias, en viviendas construidas en varias de las haciendas de cultivos de abacá, propiedad de la empresa en las provincias de Santo Domingo de los Tsáchilas, Los Ríos y Esmeraldas, en el oeste de Ecuador.

Fotografía principal: página de Facebook "Furukawa Nunca Más"

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar