Posts @IPDRS

El Consejo de Estado de Colombia ratificó la medida cautelar que prohíbe el fracking en todo el territorio del país, y cualquiera que lo haga, está cometiendo una ilegalidad.

Sin embargo, la disputa legal continúa y los activistas ambientales denuncian una fuerte "presión mediática" del Gobierno y las empresas, al tiempo que denuncian extracciones ilegales.

La más reciente decisión del alto tribunal es considerada una importante victoria, dentro de un debate jurídico que busca que los magistrados avalen la exploración y explotación de petróleo y gas en el país.

El recurso, presentado por el abogado Esteban Lagos González, pidió la nulidad del decreto 3004 de 2013 y la resolución 90341 de 2014 pues, según él, no incluyeron medidas de precaución a pesar de que, manifestó, el fracking es “una actividad con demostrados efectos adversos, graves e irreversibles sobre el medioambiente y la salud humana”.

Resolver de fondo esa demanda le correspondió, por reparto, al consejero Ramiro Pazos, quien dentro del estudio del caso decretó la práctica de varias pruebas, algunas de las cuales ya se han recabado, aunque faltan más.

Entre las pruebas que faltan está la recolección de diversos testimonio y un dictamen pericial que el Consejo de Estado le encargó a la Universidad Nacional sobre posibles riesgos y beneficios del fracking.

 

 

  • El Espectador compartió el siguiente vídeo en sus redes sociales:

 

 

De otro lado, la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, señaló que la no implementación de la técnica de fracking afectaría las reservas de gas y petróleo en Colombia impactando en el bolsillo de los hogares colombianos.

“Ese gas va a tener que ser importado o desde Venezuela que es desde donde tenemos un tubo o probablemente lo tendremos que importar del fracking de Estados Unidos. El efecto para las amas de casa y para todos los que somos ciudadanos y consumimos gas es que se nos va a doblar el precio”, señaló Suárez.

¿Qué dicen los ambientalistas?

Miembros de la Red de Colombia sin Fracking, que interpusieron la demanda ante el Consejo de Estado, le salieron al paso al Gobierno, y aseguran que el fracking atenta contra el medio ambiente.

Según reportó RCN, para Carlos Santiago, líder de la Red de Colombia sin Fracking, existen otras opciones para enfrentar una posible escasez de petróleo y gas en los próximos años.

“Si se implementan otro tipo de tecnología, ese mismo pozo que se cree ya no puede usarse más, puede salir más crudo de lo que ya se ha explotado”, afirmó Santiago.

Ambientalistas consideran que sí existen estudios serios que demuestran que el fracking causa graves problemas al medio ambiente y argumentan que existen otras alternativas económicas para reemplazar los ingresos generados por la explotación de hidrocarburos.

“Cuando está demostrado que la agricultura genera muchos más empleos que la minería y los hidrocarburos en Colombia”, aseveró el líder de la Red de Colombia sin Fracking.

El Consejo de Estado sigue recopilando pruebas y el próximo año fallará de fondo la demanda que busca prohibir esta técnica en Colombia. 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar