Posts @IPDRS

Según los datos oficiales divulgados en la última semana del mes de marzo la pobreza extrema creció a nivel país afectando al 4,8% de la población, en total unas 335 mil personas que viven con menos de 240 mil guaraníes por mes (40 dólares). El aumento principal se dio en el campo, donde unas 30 mil personas cayeron en la indigencia durante el último año, totalizando 265 mil pobres extremos en el sector rural.

La economía del país, basada principalmente en la agroexportación, presenta niveles alarmantes de desigualdad y contradicciones, mientras el agronegocio representa alrededor del 25% del Producto Interno Bruto del país, cerca del 80% de los pobres extremos se concentran en el área rural. Al respecto, durante su visita al país, Benjamín Davis, economista experto de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), señaló que existe un estancamiento en la lucha contra la pobreza en el país y que esto se debe a que Paraguay tiene “su crecimiento económico está basado en un sistema agroexportador que es sumamente desigual”.

En declaraciones citadas por la agencia EFE, Davis señala que la Reforma Agraria ha facilitado el “crecimiento económico más inclusivo y equitativo” en otros países, pero afirmó que en Paraguay está condicionada porque su modelo agroexportador “domina y es el gran sustento de la economía”. El experto insto a “combinar las políticas de protección social con políticas de inclusión productiva” para buscar superar la pobreza que existe en el campo.

“El sector agropecuario es uno de los más beneficiados con los privilegios tributarios, lo que determina un bajo aporte al fisco, frente a los beneficios que recibe del crecimiento económico” había señalado, en el Informe Con la Soja al Cuello 2017, la economista Verónica Seraffini respecto a otras de las aristas que configuran el cuadro de inequidad que representa el modelo de agronegocios. En total todo el sector agropecuario aporta apenas el 6% de las recaudaciones impositivas del país, particularmente las más beneficiadas son las trasnacionales agroexportadoras, que tributan a penas el 0,6% de la recaudación nacional, siendo las que mayor riqueza concentran.

Las cifras muestran claramente el factor excluyente del modelo agroexportador y su incapacidad para paliar los efectos económicos y sociales que terminan afectando a miles de personas en el país. Las cifras oficiales indican que más de un millón seiscientos mil paraguayos y paraguayas viven en la pobreza, mientras el indice Gini del Banco Mundial ubica a Paraguay como uno de los países más desiguales en América del Sur, la región más desigual del mundo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar