Artículos de opinión

Posts @IPDRS

El hermoso poblado de la Villa de Leyva, 30 y 31 de julio de 2018, fue testigo del taller organizado por las copartes de Fastenopfer en Colombia, con el propósito de compartir criterios de la coyuntura del país y valorar estrategias para seguir contribuyendo a las agendas de Paz y prosperidad para los pobladores de distintos municipios y territorios con los que trabajan.

En dos Jornadas intensas, se analizaron los avances en las agendas de Reforma Rural Integral, la implementación de las normativas sobre sustitución de cultivos ilícitos, la implementación de las Zidres, las leyes de semillas, los sistemas de planificación participativos y otras normativas conexas al contexto institucional de Colombia.

El próximo miércoles 29 de agosto, se inaugurará la muestra fotográfica “Voces e imágenes por la tierra y el territorio” a cargo del Observatorio del Cambio Rural, en el marco del III Festival de Cine Etnográfico de Ecuador, realizado en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales en la ciudad de Quito. El festival reúne materiales audiovisuales que reflexionan sobre la mirada etnográfica y apuestan metodológicamente para enunciar, provocar, agitar los campos de la producción del conocimiento.

El día 22 de agosto, Mark van Wijk, economista y estadista holandés, miembro de Instituto Internacional de Investigación Agropecuaria (ILRI), fue invitado a exponer su trabajo en el CIDES-UMSA. Esta actividad fue organizada en por el área de transformaciones territoriales y el proyecto "Manejo de Riesgos relacionados con el clima; integrando conocimientos locales y herramientas tecnológicas", en colaboración con el Instituto para el Desarrollo Rural en Sudamérica (IPDRS).

Mark van Wijk compartió la herramienta “Encuestas de Indicadores de hogares rurales” (RHoMIS), por sus siglas en inglés, instrumento que plantea la obtención de una serie de indicadores estandarizados que permiten una caracterización rápida e integral de unidades familiares agropecuarias rurales, desde una mirada a los medios de vida, productividad, seguridad alimentaria, comercio y otros elementos que son parte central de la reproducción de dichas unidades.

Esta propuesta, como plantea Wijk, si bien enfrenta el reto de la diversidad de hogares, es una iniciativa que después de una ardua revisión de bases de datos, encuestas, etcétera, y de la constatación de una diversidad de indicadores y su poca estandarización que permita estudios y análisis comparativos, esta herramienta proyecta múltiples beneficios a partir de bases de datos estandarizados.

Una de las bases de esta propuesta es encontrar un balance, no siempre logrado por la estadística, entre indicadores clave y la disposición de una herramienta práctica y de fácil manejo, que permita a partir de una encuesta de entre 40 a 60 minuto, la obtención de información, que directamente es subida a una plataforma digital, mediante un teléfono móvil o tableta.

Esta plataforma, que cuenta con programas específicos, permite el procesamiento y análisis de datos la visualización de resultados que acercan a una mirada general y valiosa de la situación de los hogares rurales, a partir de indicadores establecidos que por ejemplo nos acercan a ver factores que influyen en la producción agropecuaria, indicadores de equidad de género, nutrición, diversificación alimentaria y su relación con la pobreza y otros cruces de variables.

Asimismo, el expositor señaló que este instrumento ha sido empleado principalmente en África, y que los avances para lograr información cuantitativa desde los agricultores está siendo de mucha ayuda, y más ante la poca disposición de datos oficiales que posibiliten, incluso, plantear políticas públicas más acordes a la realidad y necesidades de la población rural.

Entre el 7 y el 21 de agosto de este año, Francesca Cid Villablanca, investigadora del Centro Regional de Innovación Hortofrutícola de Valparaíso (CERES), realizó una pasantía en el área de Investigación-acción del IPDRS. CERES, es una iniciativa conjunta entre la Universidad Católica de Valparaíso, el Gobierno Regional de Valparaíso, GORE y la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica CONICYT, nacida el año 2011 con la intención de impulsar un modelo de desarrollo sostenible de la agricultura y de los territorios rurales.

Concluyó el Curso virtual de Autonomías indígenas en Bolivia: perspectivas críticas y alternativas con 50 personas, 26 mujeres y 24 hombres. El curso fue constituido por académicos, servidores públicos, técnicos de organizaciones no gubernamentales y un grupo de líderes, asambleístas y autoridades de los territorios del Jatun Ayllu Yura y la Capitanía Zona Macharetí, territorios indígenas que actualmente demandan autonomía.

Sobre el curso Ana Cayampi Arrayadan, cientista en educación, manifestó: “Actualmente estoy realizando un apoyo al proceso autonómico del Pueblo Yuracaré, la bibliografía y las experiencias en los distintos módulos me ayudaran a desarrollar el trabajo con mayor pertinencia y sensibilidad.”

También participaron profesionales de Ecuador, México, Argentina y Brasil. Claudio Dourado, antrópologo, expuso: “Me entusiasmou muito a ideia de democracia comunitária. Vivemos, no Brasil, uma crise de representatividade e a participação direta tem dois problemas principais: o feedback com a comunidade e a ocupação dos espaços pelas entidades e aliados da politica oficial, que muitas vezes não representa o povo.”

Igualmente, una de las autoridades de la comunidad guaraní Tentamí, Wilfredo Cuellar, remarcó la importancia del curso: “Si no hay autonomía indígena, como pueblo indígena nunca vamos a salir de la pobreza. Esto es para defender nuestro territorio y nuestros recursos naturales”.

 El curso planteó ejercicios para pensar la autonomía desde las imágenes, ¿qué nos dicen las fotografías sobre el tema autonómico?; permitió reconocer otros procesos autonómicos en la región; se identificaron avances y limitaciones instaladas a nivel normativo y político, principalmente; permitió sistematizar un video documental sobre luchas jurídicas indígenas desde la experiencia de la Nación Qhara Qhara; enfatizó en la necesidad de la participación de las mujeres y las juventudes en los procesos autonómicos y; recuperó reflexiones y propuestas para agilizar las autonomías que prometen traducirse en un material de video-animado que será difundido por redes sociales.

Esta iniciativa formativa ha sido llevada a cabo en la alianza IPDRS, CIDES UMSA, CIPCA, Jatun Ayllu Yura y la Capitanía Zona Macharetí desde una perspectiva que afirmó la autonomía más allá de hacer una revisión de su nomenclatura procedimental.

Foto: Nacion Qhara Qhara en la sesión presencial del curso.