fbpx

 

 

 

 

Posts @IPDRS

“Un periodista comunitario y popular no trabaja por el lucro, ni por el prestigio, esta labor siempre va encaminada a un servicio a la comunidad”, así destaca David Ticona, un periodista con formación en  Comunicación Social, Derecho, Filosofía y Teología, y que desde hace más de 20 años lleva adelante una labor informativa en medios de comunicación comunitarios y alternativos en la ciudad boliviana de El Alto.

Como Ticona, varios periodistas y comunicadores enmarcados en esta línea de trabajo, participaron este jueves del conversatorio en el Instituto Para el Desarrollo Rural en Sudamérica a cargo de Isabel Salcedo del Observatorio de Cambio Rural de Ecuador (OCARU), en un intercambio de experiencias a partir de la Comunicación Popular de la Unión de Organizaciones Campesinas de la provincia Esmeraldas.

“Dar la voz a los sin voz e informar aquello que para muchos no es visible ni importante”, así Salcedo describe los procesos que los medios de comunicación populares y comunitarios encaminan en Bolivia, Ecuador y diferentes países, lo que los posiciona n un pilar fundamental para fomentar el desarrollo rural en la región.

“Sin duda los medios populares y comunitarios tienen un gran aporte en el poder de réplica de lo que está aconteciendo en sus regiones, y esto hace que su importancia sea grande y nos ayuda a poner atención en esta labor”, continua la representante de OCARU.

Dentro del debate en este conversatorio se abordaron los obstáculos técnicos y tecnológicos de estos articuladores de la realidad, y que si bien son individuos que comentan e informan constantemente acerca de su entorno, y exponen su visión del mundo, muchas veces no cuentan con las condiciones para visibilizar en mayor magnitud su trabajo.

“Por otro lado, es necesario acceder a más herramientas teórico prácticas y deontológicas para mejorar el nivel de los compañeros y los colegas”, enfatiza Ticona.

En estos tiempos en que las redes sociales se han convertido en un importante eje de información y réplica, es necesario señalar, como lo mencionaron durante la charla, que muchos periodistas populares y comunitarios no cuentan con equipos tecnológicos para el intercambio de información y la rapidez en su difusión.

Sin embargo y pese a estas limitaciones, los aportes de estos medios, comunicadores y periodistas son sustanciales, para abordar y fomentar, por ejemplo, el desarrollo rural.

“Estos medios y periodistas difunden, por un lado, los éxitos a nivel político económico y las innovaciones que se dan en estos espacios, traducen cosas que son desapercibidas por la urbe, por ejemplo, toda la historia de un alimento hasta llegar a tu plato y lo más importante, registran la dinámica social que se da en el área rural y de esta forma realizan un aporte fundamental para la sistematización posterior”, explica el antropólogo Pedro Pachaguaya.

Es así, que finalizado este conversatorio, cada uno de los participantes se comprometió a un trabajo conjunto para aportar dentro de la dinámica del desarrollo rural.

“Los comunicadores populares tenemos la misión de crear puentes, diálogos respetuosos entre el área rural y urbana. Así como colocar en la agenda pública las problemáticas que atraviesan estas comunidades a consecuencia de una visión de desarrollo capitalista no sustentable. Creo que hoy en día, el área rural tiene mucho más que aportar en cuanto a conceptos de desarrollo que el área urbana y nosotros tenemos que convertirnos en espejos que visibilicen esta riqueza”, afirmó Marisol Díaz, comunicadora del medio de comunicación popular de Bolivia, Radio Televisión Popular (RTP).