Artículos de opinión

X Congreso

ALASRU

Miércoles, 31 Enero 2018

Envíe su artículo

Posts @IPDRS


El canciller de Brasil, Celso Amorim, consideró "muy positiva" la elección de Barack Obama como presidente de Estados Unidos, pero aclaró que se trata de un "optimismo vigilante", ya que los demócratas tienen más tendencia a ser proteccionistas y a intervenir en la política de otros países.

"Tenemos que estar vigilantes, porque la crisis (financiera) siempre puede aumentar la tentación proteccionista. Entonces, vamos a hablar de un optimismo vigilante", dijo el titular de Relaciones Exteriores en una entrevista que publica hoy el diario "Folha de Sao Paulo", y que traduce al español El País, de Costa Rica.

Amorim acotó, sin embargo, que tratándose de Obama, "pondría el énfasis más en el optimismo y menos en la vigilancia".

Consultado sobre el posible riesgo de que, comandado por los demócratas, Estados Unidos estreche sus relaciones con Sudamérica mediante una relación de injerencia, Amorim evaluó que hubo un proceso de madurez por parte del país del norte, y que ahora saben que no pueden venir a "imponer sus ideas".

"Aún con generosidad, trayendo ideas y recursos, no pueden con intervencionismos. La UNASUR (Unión de Naciones Sudamericanas) es irreversible. Es necesario respetar la región. Vengan con amor, pero vengan con respeto también", advirtió el ministro.

Con relación a su política externa, Obama debería, según Amorim, promover "más multilateralismo, más diálogo, más búsqueda de soluciones pacíficas",
todo lo cual constituye "un gran cambio que puede resultar en el fin del bloqueo a Cuba, que el mundo entero pide, y un mejor diálogo con Bolivia y Venezuela".

En opinión de Amorim, la crisis financiera en medio de la cual Obama asumirá el comando de la mayor economía del mundo, va a introducir "cierta dosis de humildad" a la política exterior estadounidense. "Comparando con el pasado, claro, (pero) no llega a una humildad franciscana...", opinó el canciller.

Asimismo, pese a calificar como "un cambio importante" la elección de Obama, quien a su entender una visión del mundo "mucho más próxima a la del presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, Amorim prefirió no catalogar al presidente electo como "lo opuesto" de su antecesor, George W. Bush.

"Tuvimos una relación pragmática y de respeto mutuo (con Bush), y creo que hubo incluso amistad entre los dos presidentes. Las visiones del mundo eran diferentes, lo que no impedía contactos sobre temas importantes: la Ronda Doha, Haití, el Grupo de Amigos de Venezuela, el etanol y acciones para África".

Amorim subrayó varios puntos en común entre Lula y Obama, como por ejemplo la visión de cambios con inclusión social. "Lula tuvo la firmeza de luchar por los pobres, pero en una perspectiva inclusiva, y Obama no niega sus raíces, pero en una perspectiva inclusiva. No se trata de poner negros contra blancos, como aquí no hay pobres contra ricos".

También consideró que existe "un paralelismo" entre ambos mandatarios, en el sentido de que en Brasil, "la esperanza venció al miedo", como en Estados
Unidos, donde lo que se venció fue "el miedo generado por el prejuicio". "Lula tenía esa necesidad de tener que acertar, como Obama la tiene ahora", concluyó.


 

www.cope.es/10-11-08--brasil_aguarda_optimismo_vigilante_politica_exterior_obama,19138,2,noticia_ampliada

Qué es PROCAPAS

El PROCAPAS es el Programa de Cadenas Agrícolas Productivas Sostenibles, un programa de desarrollo rural financiado por el Ministerio de Cooperación al Desarrollo Belga y ejecutado bajo el principio de la co-gestión entre la República de Bolivia y el Reino de Bélgica  que se ejecutará en la Provincia Oropeza del departamento de Chuquisaca.

El programa tendrá una duración de 5 años a partir de la fecha (noviembre 2008).

Porqué

Ya en el año 2000 se acuerda el financiamiento para la provincia Oropeza entre el reino de Bélgica y Bolivia, en el año 2002 se elabora el PDRI de Oropeza y se estructura la mancomunidad de municipios de Oropeza, ente inicialmente encargada de la co-ejecución del PROCAPAS. En el año 2005 se limita el PDRI a 2 rubros estratégicos, las hortalizas y los frutales y se solicita el financiamiento al reino de Bélgica. El documento técnico financiero (DTF) se elabora y se aprueba en el 2006 con la cual prácticamente se realizan las gestiones para iniciar la ejecución de PROCAPAS.

Dónde

El PROCAPAS se ejecutará en la provincia Oropeza, beneficiando a los municipios de Poroma, Yotala y Sucre (los distritos rurales 6, 7 y 8). En total abarcará más de 100 comunidades campesinas beneficiando a cerca de 2000 familias.

Cuándo

El día 6 de noviembre del 2008  se lleva a cabo una reunión de la Estructura Mixta de Coordinación Local (EMCL), un órgano superior que conforma el directorio del PROCAPAS) quienes (después de aprobar varios documentos, POA 2009, presupuesto y reglamentos) darán su visto bueno para iniciar la ejecución del esperado programa PROCAPAS. La reunión se llevará a cabo a las 14:30 en las propias oficinas de PROCAPAS ubicadas en la calle Destacamento 111 N° 318 en el centro de Sucre. La EMCL esta conformada por representante del MDRAMA, PASA nacional, PASA Chuquisaca, la Central Campesina de Oropeza, alcaldes de los 3 municipios, la prefectura y la Cooperación Técnica Belga (CTB -  Bolivia)

Cuánto

El PROCAPAS cuenta con un financiamiento de 5.000.000 de euros (5 millones de euros) por parte del reino de Bélgica y una contraparte local financiada por los 3 municipios de 800.000 dólares (ochocientos mil dólares).

Con quiénes

La Parte Boliviana designa al Ministerio de Desarrollo Rural, Agropecuario y Medio Ambiente (MDRAyMA) a través de la Unidad Desconcentrada CRIAR-PASA (Unidad de Desarrollo Integral Chuquisaca Norte) como la Entidad quien será responsable de la implementación, administración de recursos financieros y seguimiento técnico financiero del programa. En la actualidad, el PROCAPAS se ejecutará junto con el PASA - Chuquisaca (Programa de Apoyo a la Seguridad Alimentaria), en beneficio directo de las familias de los 3 municipios. El PROCAPAS contará con un plantel técnico quien será responsable del logro de los resultados planteados por el Programa.

Componentes del PROCAPAS

Su objetivo principal es el siguiente:

"Coadyuvar al incremento de ingresos y empleo de  la población rural de la provincia Oropeza".

 Su objetivo específico:

"Incrementar el volumen de venta de hortalizas y frutas, el margen de utilidad y diferenciar el producto por calidad".

El programa busca lograr los sgtes resultados:

  • Se ha incrementado la productividad de hortalizas y frutas mediante un manejo integral de cultivos.
  • Productor@s organizados han incrementado su acceso al agua de riego para su aprovechamiento sostenible.
  • Se ha incrementado la productividad, producción, calidad e inocuidad de los frutales y hortalizas mediante un manejo integral de cultivos (MIC), el cual responde a las exigencias del mercado.
  • Se ha fortalecido la organización de los pequeños productores, mejorando sus capacidades de negociación y concertación con otros actores, logrando de esta manera mejores precios en el mercado para productos de calidad diferenciada.
  • El programa es gestionado eficientemente contribuyendo al fortalecimiento de los municipios de Sucre, Poroma y Yotala de la Provincia Oropeza.

 

Por Jim Lobe
 
WASHINGTON, 6 nov (IPS) -
La Contraloría General de Estados Unidos (GAO, por sus siglas en inglés), que funciona en la órbita del Congreso legislativo pero de forma independiente, concluyó que el Plan Colombia contra las drogas y la insurgencia aprobado en 1999 por el gobierno de Bill Clinton (1993-2001) fracasó rotundamente.

El Plan parece haber alcanzado la meta de reducir en esos seis años la producción de drogas en la nación andina al menos a la mitad, pero sólo en lo que refiere al cultivo de adormidera (amapola) y al procesamiento de heroína, según el informe de la GAO publicado esta semana.

Pero los cultivos de coca, mucho más extensos, aumentaron 15 por ciento en los seis años, y la producción de cocaína, cuatro por ciento, agrega el estudio.

Los resultados de la investigación de la GAO podrían alentar un rediseño de la estrategia antidrogas estadounidense, en especial hacia Colombia y otros países andinos, tras la investidura el 20 de enero próximo del presidente electo Barack Obama.

"El nuevo gobierno y el nuevo Congreso deberían aprovechar la oportunidad de lanzar un debate serio hacia una política realista sobre drogas", dijo el experto en narcotráfico John Walsh, de la no gubernamental Oficina en Washington sobre América Latina (WOLA).

Según Walsh, tal política no debería "esperar resultados inmediatos y radicales", pero sí "concretar las inversiones necesarias en desarrollo rural y en la construcción de instituciones civiles fuertes".

WOLA rechaza lo que percibe como un énfasis desproporcionado en la asistencia militar y en la fumigación aérea para erradicar los cultivos de coca en el Plan Colombia.

"Está de más decir a estas alturas que el programa mejor diseñado y ejecutado en Colombia sería en vano si Estados Unidos no toma en cuenta la demanda de cocaína" en su propio territorio, sostuvo Walsh.

Adam Isacson, experto en asuntos colombianos del Centro para las Políticas Internacionales (CIP, por sus siglas en inglés) con sede en Washington, consideró que el informe de la GAO "representa una oportunidad para repensar una política que, obviamente, no funciona".

"Esto, combinado con las malas noticias en materia de derechos humanos procedentes de Colombia, deberían inspirar a la próxima administración un cambio de rumbo", afirmó Isaacson.

El experto se refería al cese la semana pasada de 27 militares, entre ellos tres generales y otros 17 oficiales entrenados por Estados Unidos, así como soldados acusados de ejecución extrajudicial de civiles inocentes a los que disfrazaron como guerrilleros.

La intención de esas masacres era elevar artificialmente a los ojos del público el saldo de bajas de las insurgentes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Los ceses, decididos luego de una prolongada investigación sobre incidentes que, según organizaciones de derechos humanos, constituyen la punta del iceberg, derivaron en la suspensión de la ayuda militar estadounidense a tres unidades del ejército implicadas.

Washington tomó la decisión en cumplimiento de la Ley Leahy, que exige la suspensión de esa asistencia en caso de que se recabe evidencia de peso sobre la participación de las brigadas en cuestión en graves violaciones de derechos humanos.

El martes, luego de los despidos, presentó renuncia a su cargo el comandante del ejército de Colombia, general Mario Montoya, un militar entrenado en Estados Unidos acusado de serios abusos.

Las últimas noticias referidas a Colombia no llamaron mayormente la atención en Washington debido a las elecciones del martes, pero podrían tener un impacto importante en Washington una vez que asuman en enero Obama y los nuevos legisladores.

Obama, como la mayoría de su partido, el opositor Demócrata, se resiste a ratificar el tratado de libre comercio con Colombia debido a las preocupaciones en materia de derechos laborales, en especial el asesinato de sindicalistas por parte de escuadrones de la muerte, y por la ejecución de civiles.

El mayor control del Partido Demócrata sobre el Congreso luego de que asuman los nuevos legisladores demócratas también conspira contra la pretensión del presidente colombiano Álvaro Uribe de una rápida ratificación del tratado.

Según Isacson, la preferencia de Uribe por el rival de Obama en las elecciones presidenciales, el senador oficialista John McCain, no le ayudarán a granjearse amigos en el nuevo gobierno estadounidense.

El presidente colombiano fue una de las pocas figuras políticas extranjeras que se reunieron durante la campaña electoral con la compañera de fórmula de McCain, Sarah Palin, gobernadora de Alaska.

Sin embargo, Dan Restrepo, quien posiblemente se hará cargo de las relaciones con América Latina en el gobierno de Obama, facilitó el contacto entre Uribe y dirigentes demócratas a comienzos de este año.

En el marco de una seria crisis financiera, la mayoría de los analistas prevén que el Plan Colombia sería una de las víctimas de los recortes financieros que se analizarían el año próximo.

Bogotá ha recibido unos 700 millones de dólares anuales en asistencia de Washington en los últimos tiempos, la mayor parte correspondiente al Plan Colombia. Se trata del principal beneficiario de la ayuda estadounidense en América Latina y uno de los mayores de todo el mundo.

Noventa por ciento de la cocaína consumida en Estados Unidos procede de ese país sudamericano, según la Oficina de Política Nacional contra las Drogas de la Casa Blanca (ONDCP), organismo que defiende con fuerza la asistencia militar y la erradicación de cultivos mediante fumigación aérea.

El director de la ONDCP, John Walters, insistió en que el Plan Colombia cumplió, en algunos casos superándolas, nueve de sus diez metas originales no analizadas en el informe de la GAO, según indica un apéndice de la publicación.

De hecho, el estudio destaca que la asistencia militar y de seguridad incluida en el Plan "mejoró el clima de seguridad", pero advirtió que esos avances "no son irreversibles", pues persiste la amenaza de las FARC y otras organizaciones irregulares.

Por otra parte, la GAO reveló que buena parte de la asistencia asignada al desarrollo de cultivos alternativos a los de drogas no se canalizó hacia las áreas cocaleras.

"La consecuencia final es que estamos rociando cantidades masivas de herbicida sobre campesinos en las áreas con menos presencia del gobierno, sin que les demos ningún otro medio para subsistir ni tampoco seguridad alimentaria básica", dijo Isacson a IPS.

Una red de instituciones de la sociedad civil, entre ellas WOLA, CIP y el Grupo de Trabajo sobre América Latina, llamó la semana pasada a reasignar la asistencia del Plan Colombia, de modo de reducir la destinada a las fuerzas armadas, la seguridad y la fumigación y de aumentar la dirigida al desarrollo social y económico de áreas rurales y con presencia relativamente escasa del gobierno.

Entre 2000 y 2007, alrededor de 80 por ciento de la ayuda se entregó al ejército y la policía. El Congreso estadounidense redujo esa proporción a 65 por ciento.

Isacson consideró que la ayuda social y económica debería superar a la militar y policial a partir de 2009.(FIN/2008)

 

www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=90378

 
Adital - La Sesión Consultiva de los Pueblos Indígenas que asiste a la VII Sesión del Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe (Fondo Indígena) se pronunciaron contra el modelo económico global, que provoca la invasión de los territorios indígenas y la criminalización de sus protestas, expresada en persecuciones, asesinatos, desplazamientos forzados y desapariciones.
 
La Sesión del Fondo Indígena, que se desarrolla en esta ciudad, reúne a representantes de los países de Norte, Centro y Sudamérica. En ella, los líderes indígenas unieron a su rechazo al modelo económico, su respaldo y solidaridad a las luchas de los Pueblos Indígenas de Colombia y Perú. Su pronunciamiento fue entregado a la Asamblea.
 
En la Sesión participan representantes de varios Estados del continente. La ausencia de delegados del gobierno peruano fue sumamente cuestionada por las asistentes.
 
Miguel Palacín Quispe, Coordinador General de la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas, CAOI, quien participa en la VII Sesión, señaló que la globalización neoliberal representa una nueva conquista, similar a la perpetrada hace 516 años, que buscó el exterminio de los Pueblos Indígenas.
 
"Pero seguimos vivos -subrayó- y hemos pasado de la resistencia a la propuesta. Los Pueblos Indígenas oponemos a esta nueva invasión nuestra opción de Buen Vivir para toda la Humanidad, sustentado en nuestros valores y prácticas ancestrales de complementariedad, equidad y reciprocidad entre los hombres, los pueblos y la Madre Naturaleza".

www.adital.com.br/site/noticia.asp?lang=ES&cod=35925

Fernández, se derrumbó un año después de las elecciones generales que ganó en primera vuelta, y ahora apenas alcanza 30 por ciento de aprobación.

El actual escenario político del país sudamericano es muy diferente al del 27 de octubre del año pasado, cuando Fernández ganó los comicios con 45 por ciento de los votos, contra 22 por ciento que alcanzó la conservadora líder de Coalición Cívica, Elisa Carrió.

El aval de los sufragios anticipó un cómodo inicio de gobierno para la nueva jefa de Estado, ya que el 10 de noviembre de 2007 asumió el cargo con una mayoría absoluta del oficialismo en la Cámara de Diputados y en el Senado.

La oposición, mientras, quedó desdibujada y con poco peso, debido en parte a que en ese momento la población se sentía confiada con una economía creciendo a un ritmo anual de 9.0 por ciento en promedio que Néstor Kirchner (2003-2007) le dejó como herencia a su esposa.

Las condiciones en las cuales Fernández ganó la Presidencia hace un año parecen muy lejanas, porque sus primeros meses de gobierno quedaron marcados por una crisis con el sector agropecuario que debilitó su imagen e hizo crecer políticamente a sus opositores.

En marzo anterior, las encuestas coincidían en que 70 por ciento de los argentinos no recordaba ninguna medida de gobierno de la presidenta Fernández.

Pero ese mismo mes, la mandataria decretó la aplicación de retenciones (impuestos) móviles a la exportación de granos sin medir las consecuencias que tendrían las protestas de las corporaciones agropecuarias.

Desde marzo hasta julio, el país vivió en la zozobra social y política, ya que los empresarios rurales realizaron cuatro huelgas, bloquearon caminos, desabastecieron de alimentos a las grandes ciudades y, sobre todo, debilitaron al gobierno.

Tanto fue el peso de la protesta agraria, que el 18 de julio, el vicepresidente Julio Cobos tuvo en sus manos el voto decisivo para avalar o no las retenciones y decidió darle la espalda a la presidenta, quien perdió así su primera batalla importante.

Al perder peso la autoridad de Fernández, la oposición ganó en popularidad y aunque aún faltan tres años para las elecciones presidenciales ya hay precampañas electorales que postulan a Cobos, a Carrió y al ex gobernador de Buenos Aires, Felipe Solá.

El aniversario de lo que fueron unas felices elecciones para el matrimonio Kirchner se cumplirá justo con la presidenta en otra nueva y trascendente pelea para lograr que el Congreso avale la reestatización de los fondos de pensiones y jubilaciones.

Como en el conflicto con el sector agropecuario, la derecha periodística, económica y política se volcó contra el gobierno e inició una campaña para denunciar que Fernández quiere quedarse con los 30 mil millones de dólares que dejan las administradoras.

A ello se le suma la incertidumbre de la población sobre el futuro económico por la crisis financiera internacional y, por lo que señalan en las encuestas, es muy poca la confianza en la capacidad que tendrá la presidenta para salir adelante.

 

www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=393574